Angel Arbonies & Asociados Innovación, Conocimiento y Colaboración

Artículos e Informes
Innovación

foto

Actualidad sobre Innovación

En este apartado encontrarás las últimas publicaciones relacionadas con nuestro sector,...

Las tormetas de nieve y la aceptación de la complejidad

lunes, 08 de enero de 2018


(Adaptado de artículos similares escritos en 2009 y 2013)



Las últimas tormentas de nieve, como sucede año tras año, han dejado un importante número de críticas. La mayoría de las veces se habla de falta de control pero nadie ha pensado en buscar un enfoque diferente para encarar estas situaciones. Podríamos por ejemplo pensar en la teoría de la complejidad.



Una tormenta de nieve es un caso muy típico de sistema complejo porque la previsión meteorológica es genérica, un pronóstico, no una predicción. Luego concurren complejas interacciones, relaciones no lineales y emergencia. Las tormentas se desplazan unos kilómetros, se adelantan, se atrasan unas horas etc. Un grado menos de temperatura hace variar la cuota de nieve en muchos metros etc.



Es un sistema adaptativo complejo (CAS por las siglas en inglés). Su principal característica es que contiene otros sistemas, y estos sistemas de sistemas contienen agentes inteligentes “dentro” que toman decisiones. En el caso que nos ocupa está el sistema vial, el sistema de transporte, el escolar, el sanitario etc. Y existen agentes del sistema: profesionales de la seguridad vial, civil, policía, mantenimiento de autopistas, policía local, etc. En el subsistema de los “conductores” están los que están camino del trabajo, o que están trabajando (transportistas locales), otros transportistas de largo recorrido, autobuses y transporte de viajeros, también habrá conductores que se desplazan por otros motivos, algunos ineludibles, como los servicios de urgencias médicos, y otros que se desplazan por motivos menos importantes.



El caso es que la teoría de los CAS nos dice que los agentes se auto-organizan y si se dan una serie de condiciones hacen que el sistema como un “todo” evolucione positivamente. O negativamente si no se dan estas condiciones. En estos sistemas los agentes se adaptan, y contamos con su interés en que las cosas no vayan a peor. Y esa es una fuerza que hay que aprovechar. Se trata de buscar la recombinación y evolución de todo el sistema como un todo fluido. El sistema evoluciona negativamente si los agentes toman malas decisiones, por falta de información o por información imprecisa ( que es la peor ) o a destiempo ( que es lo mismo que información imprecisa ).



La clave está, en ACEPTAR la complejidad y darles elementos a los agentes, a todos los agentes no solo a los conductores, para que tomen decisiones correctas. La clave es la información puntual y local. Una combinación radio y móviles ( en cada coche hay una radio y varios teléfonos ) podría generar redes locales para establecer un sistema de interacción, con conexiones múltiples, que informen de lo que pasa en el mismo instante que sucede y donde se puedan tomar decisiones in situ, no desde centros lejanos. La mejor “virtud” de los CAS es que las complejas interacciones de los agentes del sistema siguen reglas relativamente simples y adquieren comportamientos auto-organizativos.



La lógica de la complejidad es ante todo una lente con la que se ve el sistema para hacerlo evolucionar hacia una situación mejor. Y por cierto, esto es de aplicación a los equipos de trabajo en las organizaciones empresariales, que igualmente son sistemas adaptativos complejos.


ULTIMAS PUBLICACIONES

Las tormetas de nieve y la aceptación de la complejidad

08/01/2018


SERVITIZACION : Tres dimensiones y una pregunta

16/10/2017


IMPRESIÓN 3D - FABRICACION ADITIVA: Hoja de ruta de innovación

31/05/2017


DIGITALIZACION INDUSTRIAL: AUTOMOCION (1)

01/02/2017


DE LA CADENA DE VALOR A LOS ECOSISTEMAS

15/01/2017


La diferencia entre vigilancia, inteligencia y prospectiva

03/01/2017